Qué ver en Cracovia

Esta bella ciudad polaca, situada al sur del país, a orillas del río Vístula, tiene numerosos e inolvidables lugares que ofrecer a los viajeros. En Cracovia no cabe el aburrimiento, pues su vasto patrimonio histórico nos llevará de un lado a otro por todos los rincones de la Ciudad Vieja, la colina de Wawel o el Kazimierz.

En la ciudad de Cracovia

A nivel turístico, podemos dividir Cracovia en varias zonas:

La Ciudad Vieja, donde se ubican la mayor parte de puntos de interés, como la preciosa Plaza del Mercado, la Lonja de los Paños, la Torre del Ayuntamiento, la Basílica de Santa María, la Barbacana y la antigua muralla de Cracovia.

La Plaza del Mercado.

La Plaza del Mercado.
Fotografía: Pawel Pacholec

El barrio judío de Kazimierz, donde encontraremos antiguas sinagogas, como la de Renuh, un cementerio y varios cafés de lo más curioso.

El distrito industrial de Nowa Huta, de arquitectura realista, construido durante los años de gobierno soviético para albergar a los trabajadores de la industria siderúrgica de la zona.

Panorámica de la colina de Wawel.

Panorámica de la colina de Wawel.
Fotografía: Corinne Cavallo

Sobre la colina de Wawel encontraremos el Castillo Real, donde se encuentra, temporalmente, una de las joyas mejor guardadas de Cracovia: la Dama del Armiño de Leonardo da Vinci (pues el Museo Czartoryski está en obras).

En esta zona podréis visitar también la catedral y las criptas de los soberanos polacos.

Otra visita interesante es el Montículo Kosciuszko, homenaje a uno de los héroes nacionales polacos, Tadeusz Kosciuszko.

Tampoco os perdáis la fábrica de Oskar Schindler, en cuya historia se basó Spielberg para su famosa película.

Desde Cracovia

Desde Cracovia existen varias excursiones que merece la pena hacer:

  • La primera es al campo de concentración de Auschwitz. Aunque a priori pueda parecer algo macabro (lo es), la visita es sumamente interesante para todos aquellos interesados en la Segunda Guerra Mundial, y el museo que alberga está pensado para dar a conocer esta parte fundamental de la historia reciente, desde un enfoque didáctico y muy respetuoso. Eso sí, hay que advertir que se trata de un lugar muy impactante y no recomendamos ir con niños (de hecho recomiendan no entrar con menores de 14 años).
  • Para ir en familia os aconsejamos mejor la segunda excursión, a las minas de sal de Wieliczka, una ciudad subterránea tallada en sal con esculturas de personajes célebres y la inmensa capilla de Santa Kinga.
  • Al sur de Cracovia se ubica el impresionante entorno natural de los Montes Tatras, junto a los que se encuentra Zakopane, uno de los lugares más visitados de Polonia por su interés cultural y su peculiar arquitectura. Si queréis conocerlo, echad un vistazo a nuestra excursión a Zakopane y los Montes Tatras.