Nowa Huta

Dirección: Nowa Huta, Cracovia.
Cómo llegar:
Tranvía: nº 4, y 10 (salen desde la Estación Central, Dworzec Główny).

Cracovia es una ciudad sumamente interesante a nivel histórico. Su importancia como centro del poder real y religioso durante la Edad Media es evidente, pero Cracovia esconde además otros lugares “imperdibles” si queremos comprender en profundidad la historia del siglo XX.

El barrio de Nowa Huta es uno de ellos. Cuando las autoridades comunistas se hicieron con el gobierno de la ciudad, ordenaron levantar una especie de conglomerado industrial donde mantener controlados a obreros y campesinos bajo el pretexto de dotarles de unas mejores condiciones laborales Así fue como nació Nowa Huta, que en un principio se creó como ciudad independiente de Cracovia pero que acabaría integrándose en ella como un barrio más en los años cincuenta.

El barrio de Nowa Huta en Cracovia.

El barrio de Nowa Huta en Cracovia.
Fotografía: Ann Baekken

Gracias a la producción de acero, la industria de Nowa Huta creció de forma exponencial y esa prosperidad quedó reflejada en la propia arquitectura de la zona, donde se levantó una plaza central, la Plac Centralny (actualmente conocida como Plaza de Ronald Reagan, por cierto).

Sin embargo, la sombra de un profundo sentimiento anticomunista siempre planeó sobre los habitantes del distrito, alentada por una clara devoción católica, que hizo que en los años sesenta tuvieran lugar violentas manifestaciones a favor de la construcción de una iglesia en el barrio. Karol Wojtyla, futuro Papa Juan Pablo II y por entonces arzobispo de la ciudad, apoyó a los vecinos de Nowa Huta hasta que en el 1967 consiguieron los permisos para levantar la Iglesia Arca del Señor.

Nowa Huta, en Cracovia.

Nowa Huta, en Cracovia.
Fotografía: photobeppus

En los ochenta Nowa Huta se convirtió en escenario de protestas callejeras del llamado Movimiento Solidaridad (“Solidaridad” era el sindicacto al que pertenecían los trabajadores de la industria del acero).

Visitar el barrio de Nowa Huta en Cracovia es una opción interesante para profundizar en la historia de la Europa del Este durante el comunismo, y conocer su arquitectura hiperrealista, donde enormes bloques de pisos y austeros edificios administrativos presiden las amplias avenidas, que parten desde la Plaza Central formando una estrella.

Si os interesa conocer Nowa Huta en profundidad, podéis contratar algunas de las visitas guiadas que recorren la zona a pie o en un coche de la época, donde os contarán muchos otros detalles curiosos del barrio.
Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter