Plaza del Mercado de Cracovia

Dirección: Rynek Główny, 30-062, Cracovia.
Cómo llegar:
A pie, siguiendo las indicaciones hacia el centro histórico.

La Plaza del Mercado de Cracovia (o Rynek Głowny) es el punto de mayor interés turístico de la ciudad. Y lo cierto es que esta plaza medieval -la más grande de Europa-, tiene muy buen ambiente y muchas cosas para ver.

Presidiendo el casco histórico, la plaza está rodeada por antiguas casas de ladrillo, acompañadas de algunos de los edificios históricos más importantes de la ciudad: la Torre del Ayuntamiento (o Wieża Ratuszowa), la Lonja de los Paños (o Sukiennice), en el centro, y la Basílica de Santa María (Kościół Mariacki), de la que llaman la atención sus torres y la heynal que un trompetista sale a tocar cada hora.

Panorámica de la Plaza del Mercado de Cracovia.

Panorámica de la Plaza del Mercado de Cracovia.
Fotografía: Jorge Lascar

Además, en la plaza podréis ver la pequeña Iglesia de San Adalberto, en cuyo sótano se ubica una exposición arqueológica, y el monumento a Adam Mickiewicz, destruido durante la ocupación nazi y restaurado después.

En su origen, la plaza era el principal foco comercial de Cracovia, tras haber ejercido durante años como plaza de armas. La Rynek Glowny fue también escenario de ejecuciones públicas y de ceremonias reales, pues el Camino Real que conduce hasta el Castillo de Wawel la cruzaba, y por ella han desfilado reyes y nobles polacos, sobre todo durante la hegemonía de Cracovia como capital del país.

Durante la II Guerra Mundial, con la ocupación de Polonia, los nazis rebautizaron la plaza como “Adolf Hitler Platz”.

La Plaza Rynek Glówny es el centro de la vida de Cracovia y está muy concurrida durante todo el año, especialmente en primavera y verano, donde los turistas llenan sus terrazas y cafés para disfrutar de la música en directo entre puestos de flores, souvenirs y el traqueteo de los coches de caballos que ofrecen paseos por la ciudad.

Terrazas en la Plaza del Mercado.

Terrazas en la Plaza del Mercado.
Fotografía: joenevill

Numerosos festivales y eventos locales ocupan la agenda durante todo el año, impregnando la plaza de un rico ambiente cultural. No es de extrañar que en 2005 fuera reconocida “la mejor plaza del mundo” por Project for Public Spaces.

Que no os dé miedo de sentaros a tomar algo en los locales de la plaza, pues a pesar de ser muy turística y al contrario que otras plazas centrales del mundo, los precios no son elevados y podéis beber y cenar por una suma bastante económica.